Tres Discos #3.

José Luís Barril.

Cuando se trata de hablar de discos siento que me puedo volver el hueón más predecible de la tierra. Es como lo mismo que me pasa cuando escucho lo que tengo en el mp3 o veo mi cuenta de YouTube. Son como puras obviedades. Pero bueno, para ti creo que puede resultar aún más obvio, haha. Bueno. La lista iría más o menos así:

The Misfits – Static Age: Cuando yo era un pequeño punk destroy y me gustaba escuchar punk rock en inglés –y punk rock de England as well, haha- mis amigos pollarecorderos y fiskaleros solo compartían conmigo el gusto por The Misfits. Siempre han sido una de mis bandas favoritas y bueno, ese disco me mata mucho, siempre. Creo que puede ser uno de los discos que más he escuchado en toda mi vida y me sigue gustando igual. Tuve una chaqueta de mezclilla que tenía al Crimson Ghost en el pecho y escrito Misfits en la espalda que luego le regalé a un punk destroy que llegó a mi curso cuando yo iba en octavo básico, cuando yo ya era un melódico de esos que abundaban en la Granavenida. La cosa es que este chico la usó y nunca la devolvió y una de las últimas veces que lo vi fue en una tocata en la Peña del Parra ahí en Bellavista para una tocata melódica en la que tocó Bullfight, Violet y hartas bandas más, y este chico se había robado no me acuerdo qué de dónde y después como que se agarró a combos. Primero con su primo, quien lo acompañaba,  y después los dos la emprendieron contra un curao. Bueno, me alargué mucho, hahaha.

The Smiths – The Queen Is Dead: Viste? Obviedades. Desde el tiempo en el que hacíamos las fiestas locas en tu departamento y en la casa de Victor John –y antes-  he sido un buen escucha de los Smiths. Así como xmalomohx estudiaba las letras de las canciones del hardcore, yo leí mucho las letras de los Smiths y bueno, ese disco siempre me ha dejado medio loco. Loco y mamasán.

Minor Threat – Complete Discography: Tengo que poner este porque me refiero a una copia en k7 que yo tuve y que escuché muchísimo. Una manera completamente radical de entender el punk rock y un montón de recuerdos que de cierta manera marcan la vida. Aparte fue un disco que escuché mucho con mi amigo el inolvidable Alex de Valdivia.

BONUS!: Tengo que agregar dos más. The Crew de 7 Seconds porque es la cagá y el Break Down The Walls de Youth Of Today porque la primera vez que lo escuché fue como si me hubieran puesto una patada en la nuca con una réplica en los cocos. Bueno, no, no pueden ser dos más. Sigo. Himnos De Esperanza Y Frustración de Entrefuego fue una cosa terrible. Creo que uno de los discos de por acá que más me marcaron también y que más encima estuvo sonando mucho en la época en que creo que más disfrutamos los shows por esos días. Mucho mosh, mucho coro, muchas caras, mucha gente y bueh… la raja. Tengo que sumar el split de Disturbio con Silencio Absoluto. Otro, el Standfast Armageddon Justice Fighter de WHN?. Era una cosa para no creer. Creo que eso nos terminó de volver locos un poco. Ahora si, el último, que sería Milo Goes To College de Descendents. Cuando tu te fuiste a Miami lo escuché muchísimo de una manera bastante nostálgica y mamasán porque siempre fue como estar escuchando Descendents contigo.

Ed: Con Barril nos conocimos en el pit, cierto. Si hubiese sido otra época probablemente nos hubieramos topado haciendo el Toxic Waltz mientras tocaba Exodus, o dado una mano para lanzarnos de voltereta durante una matiné del CBGB’s con Bold de fondo, o quizás en Boston tratando de sacarnos las mangas de la polera en algun show de Impact Unit. Si, pienso en eso y suena My Friends And The Pit en mi cabeza muchas veces seguidas. Lo verdadero es que si, nos hicimos amigos en el pit. Recuerdo que tocamos con Floorstage en ese recital de tributo al oldschool (bueh, tocaron…para cuando me subí al escenario el cable del bajo estaba hecho mierda y sólo hice pantomimica durante trés canciones) y desde arriba vi como había entre la gente un chico usando un flip hat que tenía escrito algo como Old School Or No School en la visera, oh yeah!. Se sabía las canciones y volaba por todos lados. Cris me lo presenta algunos minutos más tarde e inmediatamente hicimos click supongo y pasamos todos a ser parte del mismo crew…perdón, brigada…los del crew eran otros. Nuestra brigada se volvió casi una raison d’être  e ibamos a shows, a comer pizza a Rica Pizza, a juntarnos a escuchar música, a practicar stagedives y circle pits en diferentes lugares, ir a shows que ni siquiera nos intersaban mucho sólo porque se presentaba la oportunidad de hacer un poco de mosh, eramos straight edge y eramos el youth crew, las nueve yardas completas…haha. Buenos tiempos, creo que los mejores tiempos. Se forma Tiempo Crucial, la mejor banda del planeta. Viajes, fiestas, Maura Rivera, Apoderadolandia, Maipulandia, todas las Landias. En fin, no creo a veces de que hayan pasado 7 años y que hayamos estado en tantas situaciones juntos y lejos a la vez. En diferentes proyectos y emprendimientos siempre hay un poco de tiempo para reencontrarnos en el pit, después de todo no hemos cambiado en vano y no tenemos ningun tipo de odio acumulado contra los fantasmas del pasado…pasado!….pasadoooooooo!.

Escuchen a Tiempo Crucial, buena usanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s