Veinte Discos para el dosmildiez. Pt. 4

Parte cuatro y final, nos vemos el próximo año punks.

4.- Nachtmystium “Addicts: Black Meddle Pt.II”
A juzgar por lo leído en reviews y foros de internet con respecto a este disco, las aguas se encuentran muy divididas y las posiciones tomadas son bastante extremas. Por un lado los puristas o “trve kvltists” del black metal dan por perdida a una banda que en sus comienzos quizás era una más entre miles que copian a la perfección el sonido black metal noruego. Lo hacían de forma competente, y por eso quizás se ganaron el respeto de muchos en la escena americana y mundial. A partir de Instinct:Decay, su tercer lp editado el 2006 su música comenzó a mostrar trazas de otros estilos y la manera de componer se alejó del blast beat impenetrable y los riffs en una cuerda para dejar entrever las influencias progresivas en un entorno aún lo-fi. Este, vendría a funcionar como una segunda parte de su anterior cápitulo llamado Assassins, disco que fue completamente aclamado por la crítica no solo del metal sino también por el público de rock en general por su acercamiento a la sicodelia y un sonido cuasi hippie dentro de toda la oscuridad. Es ahí donde se abre la brecha entre el primer público de la banda, que supongo seguían esperando otra revisión a lo que se hizo en Escandinavia en los primeros noventas y al resto de la gente que obvió esa manera cerrada de entender el black metal y recibió de brazos abiertos este cambio en el sonido. Basta de fruselerías de reviewer, este disco es otro disco de black metal…pero esta vez en vez de lo pyschprog se fueron a tomar influencias de Joy Division o Ministry para lograr las diez canciones que de manera impecable harán que se peguen el salto quizás a las ligas mayores. Si eso pasa, no quiero ver a nadie pegando el grito de que se vendieron o blablablá.

3.- La Miseria De Tu Rostro – Savia
Supongo que este es el mejor larga duración que una banda local va a lanzar en mucho tiempo, es extraño hacerle un review pues al contrario de los otros discos que me puse a reseñar para este recuento que finaliza el año La Miseria no me queda lejos. No es una banda que me llegó por correo ni de la cual seguí una recomendación en algún fanzine. No es algo imaginable, sino tangible. Los cabros en los últimos años han estado tocando casi todos los fines de semana en los shows de hardcore locales y por eso la experiencia es más cercana, de hecho hace tiempo compartíamos sala de ensayo con ellos y uno de sus integrantes también compartió escenario conmigo en una banda. Es un cliché decirlo, pero la inmediatez sigue siendo lo que me mantiene en el punk rock. Y eso ha sido La Miseria todo este tiempo, una de esas bandas que vas a ver seguido y que te tomas la cabeza de decir “Tengo algo de suerte de poder estar acá”. De alguna forma, cuando eso pasa y ves que el trabajo da frutos lo puedes incluso sentir como algo tuyo. No se, quiero ser objetivo y reseñar este disco que la verdad he escuchado no en muchas oportunidades pues cuando tienes la oportunidad de ir a sus shows, esa opción siempre es mejor que poner el disco a girar. La banda tocó mucho antes de que esto saliera, y gran parte de las diez canciones que componen este album son numeros constantes de su set en vivo por lo que la escucha me resulta familiar y el “sentarme a digerir el disco” acá es un acto casi reflejo. Me la gana y no se realmente como describir el lp sin usar los lugares comunes de “diez canciones en la vena de Catharsis-Converge-Tragedy-algo más, pero completamente latino. Si tengo que dar un referente actual de la escena hardcore santiaguina es simplemente esta banda. La edición del disco está de lujo, mi copia vino en vinilo blanco con pintitas verdes, más un arte de tapa que me recuerda a algunas bandas de hipster sludge metal actuales. Las letras van de lo abstracto a lo directamente político. Editado por Inhumano Discos, sello con base en Suiza pero llevado adelante por un chico chileno cuyo plan es editar en Europa bandas latinoamericanas”. Lo hice de todas formas, consigan este y los anteriores también (en mi opinión, el split con Indexterity es lo mejor de todo lo que ha grabado La Miseria), y por favor vayan a verlos en vivo. Tan vios.

2.- Deathspell Omega “Paracletus”
Otro de esos discos que cierran ciclos. Los enigmáticos franceses (y un finlandés) de Deathspell Omega nuevamente empujan hartos metros hacia adelante las barreras de tocar Black Metal de manera convencional y segura. Cerrando de alguna forma la trilogía comenzada en “Si Monumentum Requires, Circumspice” y seguida por el grandioso “Fas – Ite, Maledicti, in Ignem Aeternum” aquí nuevamente nos encontramos con una pieza completa de cuarenta y dos minutos de duración que se podría dividir en 10 partes como surcos tiene el disco. La idea acá es crear borrones justo donde termina una canción y comienza otro. Es difícil tomar temas al azar acá, pues hacer eso significaría de alguna forma quitarle su proposito metafísico a la banda. Hay un orden y todo fluye perfectamente de esa forma, un final de canción te lleva al comienzo de la otra. Si antes quizás uno tenía que descifrar a donde se iba entremedio de los acordes disonantes y continuos cambios de ritmo, acá todo parece calzar en forma de canción incluso dentro de lo abrasivo y avant garde de esta propuesta.
Como ya dije, hay orden dentro del caos que supone el black metal ortodoxo. La producción está de lujo, cada instrumento es identificable sin tener que poner demasiada oreja tanto que el bajo que generalmente muere enterrado en la mezcla aquí es predominante. Lo que los emparenta de lejos con cosas más doom, algo como lo que sus coterraneos Glorior Belli hicieron también.
Dicho todo eso, no hay acá un disco fácil de tragar para andar tarareando en el iPod sino un trabajo digno de ser tomado con paciencia y que casi se convierte en el disco del año si no fuera porque…

1.- Ceremony “Rohnert Park”
Voy a usar un recurso super fácilista y cómodo, porque es víspera de Año Nuevo y me tengo que duchar para estar olorosito y bonito. Tengo dos palabras para definir el mejor disco de hardcore punk lanzado durante el presente año.
Y estas son:
MY WAR.
Así de simple, no puedes grabar las mismas canciones desenfrenadas todo el tiempo. A veces, tienes que ir por algo más aunque no todos al principio sepan como llevarte el ritmo. Eventualmente lo harán.
No me creen o piensan que exagero?
Vean esto:

Pásenla bien y de veras, muchas gracias por leerme/nos este año. Nos vemos en el pit.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s