Tag Archives: title fight

EL TOP TEN TDITN 2015, Parte Dos.

29 Dic

Winners-of-zyma-Giveaway

Y aquí están los cinco discos que más nos gustaron en el TDITN HQ, en nuestra lista oficial. Como nos gusta mirar al futuro desde nuestra bola de cristal, te la damos firmada de que de aquí a algunos años estos van a ser algo así como clásicos. Sin más previa y con más perreo intenso…he aquí lo que más nos puso a bailar este 2015.

state champs

5.- State Champs “Around the world and back” lp

En un mundo donde las bandas de pop punk/poleronconcuellopolocore de hace cuatro años han empezado de a poco a borrar sus primeros trabajos de la faz de internet para posicionarse como bandas serias que “siempre tuvimos como influencia a Nine Inch Nails y The Who” (cof cof Citizen…) es de agradecer que existan agrupaciones como State Champs que son capaces de entregar discos redondos donde no hay canciones malas. Si bien, todo en estas once canciones te puede sonar un poco sobreproducido si tus estandares para el género son todavía Jawbreaker y Cringer pero creo ahí está la magia detrás de un disco como este: todo lo que se puede hacer en un estudio acá está bien hecho y enmascarado de forma que nada te distraiga de lo realmente importante, los ganchos y coros infecciosos que si te agarran, los vas a andar cantando todo el día. Es obvio que bandas jovenes como esta, nacieron casi al alero de la última ola del punk de mall ala Blink 182 o de las apariciones en MTV Cribs de New Found Glory y el punto a favor en nuestra busqueda del futuro es que es justamente una versión updateada de esas bandas. Denle una oportunidad, no se van a olvidar de mi eh.

Violent-Reaction-Marching-On

4.- Violent Reaction “Marching On” lp

Hubo un montón de hype alrededor de lo que iba a terminar siendo el primer lp de los Violent Reaction en Revelation Records. Y bueh, era todo verdad. Este es un lp que fácil cabía en un 7″ pero se ve más bacán en grande y se merece estar en grande porque estos once minutos de hardcore se agrandan a cada vuelta que da el disco. Es la raja que una banda el 2015 le ponga “Desorden” y “Párate y pelea” a sus canciones, en lo que otros dudarían, estos ingleses van y la hacen. Es un disco de hardcore sin falta de sentido, es agresivo y al hueso y algunos podrían tildar de simple pero que va, a veces uno no quiere mucho refinamiento, sino música que te pegue en la cabeza y ya. El sonido se balancea muy bien entre lo crudo y lo claro y cristalino de las guitarras, la manera en que afinaron la caja de batería suena bacán y que más te puedo decir. Mi canción favorita es “Crust Fund”, donde se la dejan caer a los crusties que se hacen pobres a propósito. Que más te digo, supongo que si escuchaste el disco al tiempo que leías, ya se terminó. Un must.

spraynard

3.- Spraynard “Mable” lp

El debut de este trio para Jade Tree comienza con una de esas frases que te gustaría haber escrito a ti: “Soy cada persona que has ignorado, soy la bolsa de papel con caca de perro en llamas en tu puerta”, para dar paso a un trabajo completito de pop punk a ritmo acelerado hecho para levantarle el ánimo hasta al más amargosaurio de todos. Lo que más me pone ready de una banda como Spraynard es que tocan su música con un dejo de melancolía y honestidad que a ratos te puede sonar hasta un poco acongojante pero al rato ya te estás divirtiendo de nuevo porque dentro de todo hay un mensaje bacán de comunidad y ser positivo. Por ejemplo, en la movida Pond dicen “cuál es el punto de tratar de sobrevivir si no hacemos lo que nos hace sentir vivos?” y eso, te lo imaginas cantado en una sala llena de punks y obvio que se te va a poner una sonrisa en la cara. Este es el disco “anímate” del año. 🙂

hyperview

2.- Title Fight “Hyperview”

Y pasó finalmente este año, Title Fight dejaron atrás el sonido Lifetime/GB de sus primeros trabajos y entregaron este disco que todos sabíamos que iba a venirse pero la verdad no teníamos mucha idea de como iba a sonar realmente. El resultado al comienzo fue confuso…ok, un disco con guitarras tapizadas de chorus y reverb, no es tan loco si pensamos en canciones como Head In The Ceiling Fan de su anterior placa Floral Green, pero acá viene todo armadito y no un chispazo perdido en el disco. Me incluyo entre quienes a las primeras escuchas nos rascamos un poco la cabeza pero al rato ya estabamos completamente en modo Blondie bailando un hit de pista como Mrahc. Hyperview es un disco que se vuelve interesante a cada escucha porque es un trabajo ambivalente, a veces parece que optan por tratar de hacerte dormir pero, siempre está eso de que el disco puede reventar y explotar. Title Fight es bacán porque tal como lo demostraron en su show de Septiembre pasado en Santiago pueden pasar de un estilo a otro y seguir siendo la misma banda sin cambiarse de ropa en el proceso.

non stop feeling

1.- Turnstile “Non Stop Feeling”

Antes de hacer la reseña sobre este, nuestro disco del año, debería hacer una lista de todas las referencias que mis amigos y conocidos lanzaron al escuchar este disco para emparentarlo con algo más antiguo. Desde Rage Against The Machine, pasando por Leeway, Into Another, Bad Brains de la era Quickness, hasta llegar a 311 y Mest, todos parecen tener una interpretación propia del sonido que Turnstile lograron en este, su primer larga duración luego de dos siete pulgadas y un demo. Eso salta a la vista y al oído, al poner a girar Non Stop Feeling, que esta es una banda que de forma muy entusiasta y abierta se proponen tratar de abarcar todas sus influencias en su propia música. Muchas veces, determinados músicos dicen: “ya toco en esta banda punk rock, haré un proyecto indie ahora” y fallan porque no es lo de ellos. Acá, es más un “somos una banda hardcore, con groove y breakdowns, pero…podríamos poner unas voces cantadas aquí, un interludio instrumental allá y veamos que pasa” y el resultado convence perfectamente. El trabajo vocal de Brendan Yates, a quienes algunos recordarán por el proyecto pop Bsmooov y por tocar la batería en Trapped Under Ice, en este disco se luce moviendo su registro desde los gritos que le deben mucho al flow de Zack de la Rocha, como también en momentos donde debe cantar derechamente notas limpias que por lo general cuando algunas bandas hardcore las intentan fallan y te dan ganas de tirarte de guata contra un fierro de anticucho, acá resultan y le dan otro aire al album, sobretodo en esa canción punk a medio tiempo llamada Blue By You. El groove está más que presente en el excelente equipo que forman Freaky Franz y el batería de mil bandas Daniel Fang, que se vieron benificiados por la mezcla que los trae al frente para asegurar que este lp tenga un ritmo pegadizo todo el rato. Las guitarras, oscilan entre riffs chugga chugga para volvernos a todos un ejercito de monos araña y punteos llenos de clase y gusto. Creo, para cerrar, y porque debo ir a cocinar mi almuerzo de mañana cuando casi son las doce de la noche, que en este pedazo de lp los Turnstile han abierto un nuevo capítulo en la historia del hardcore, donde en un tiempo más y si es que ya no está pasando, van a marcar pauta para el sonido que ahora se viene y que va a generar un montón de imitadores, eh.

Estos fueron los discos que más vacilamos por acá, cuáles son los suyos?

NOS VEMOS EL 2016, BRO.

 

Veinte Discos para el 2011, Parte III.

28 Dic

Holi, tercera entrega de nuestra serie que recoge la veintena de discos editados durante este año que seguramente serán recordados de aquí a mucho tiempo más. No, no creo eso último pero bueh…proseguimos:

Si no las vieron, pueden también leer acá las entradas anteriores: Parte I / Parte II

10.- Title Fight “Shed” (Side One Dummy)
Traté, pero no he podido enganchar con la nueva movida de bandas que dicen estar “defendiendo” el pop punk. No es nada personal, pero encuentro algo de elitismo un poco sin razón en todo eso, pues aun no entiendo de que o quien se están defendiendo. En fin, creo que Tittie Fight de alguna forma se salvan un poco de caer en esa categoría, quizás tienen un par de credenciales hardcore que me los hacen más creibles y menos pretenciosos que sus contemporaneos. Shed, su primer disco en si luego de haber sacado un par de 7″ y un disco compilatorio de casi todo lo que tenían dando vueltas, es un paso adelante con respecto a lo Lifetimeclon que venían haciendo. Si bien las guitarras heredadas del Dr. Dan Yemin no se han ido, hay cierta progresión hacia cosas que quizás bandas como Embrace o Rites Of Spring pudieron haber hecho en algun momento. Esto se nota perfecto en como pasan de un tema rápido y al grano como Coxton Yard a Shed, donde le sacan el pie al acelerador y hacen un respiro para luego volver a apurarse hasta que nuevamente sea necesario parar un poco. Mención aparte es que los dos vocalistas también crecieron en registro y en la capacidad de hacer melodías desde su último disco hasta ahora. Hicieron un disco bastante redondo (se nota la mano en la producción de Walter Schiferels), que tiene todo para hacerlos escaparse hacia adelante del pelotón de bandas que los han estado acompañando. Hay algo para cada quien guste del pop punk/hardcore melódico y eso en mi libro siempre va a estar bien.

9.- Morbus Chron “Sleepers In The Rift” (Pulverizer)
Esta es una banda de death metal desde Suecia tocando death metal de la vieja escuela, pero…no es directamente death metal sueco de la vieja escuela lo que ellos tocan. Me entienden? No? Bueno, lo que Morbus Chron ha hecho en este, su primer larga duración después de dos demos increíbles es ir un poco más atrás en la linea histórica del género y entregar algo que hubiese sido influencia fija en el desarollo del sonido de su país. Es rápido y desenfrenado como los demos de Master o Death Strike, tiene algo de doom como Autopsy en sus comienzos y unos solos cool tal como Death hizo en Scream Bloody Gore. Y obvio, quizás uno que otro riff chugga chugga heredado de Entombed o Carnage. Si, es totalmente un regreso al pasado pero está tan bien hecho que no molesta en lo más minimo. Tiene todos los cambios de ritmo, solos y disonancia perfecta para fumar marihuana, tomar cerveza y usar chaquetas de jeans sin mangas (y eso que a mi solo me gusta una de esas tres cosas) como también para hacer headbanging y llamar al infierno haciendo cachitos con las manos. A must. Escuchen por favor esta canción, tiene todos esos elementos que ya mencioné.

8.- Backtrack “Darker Half” (Reaper Records)
Un tío solía decirme “Si no está roto, para que arreglarlo”. Y supongo ese es el lema bajo el cual trabaja Backtrack, si el NYHC suena bien de una manera para que tratar de convertirlo en otra cosa. Darker Half es un disco hardcore solido, que oscila entre lo saltarín y lo más a medio tiempo. Todo tocado con energía e intensidad que no afloja en ninguno de los 23 minutos que este lp dura, cada canción está hecha de manera simple y directa con intros que al menos a mi me hacen avergonzar un poco de tener 31 y querer hacer mosh en mi pieza de un lado a otro y luego tirarme a la cama volando desde mi comoda. Es un tremendo debut, quizás ya en el próximo disco intenten con cosas más rockeras o melódicas, pero por mientras tienen un lp que pisotea y revienta casi todo. Si les gustan o les gustaron alguna vez bandas como Cro Mags en la era Best Wishes o el demo de Breakdown y también lo heavy de Leeway, les aseguro que este album les va a hacer de buena compañía. El arte de tapa a la Sean Taggart con esos skins malulos no me hace mal tampoco. I’m moshing.

7.- Wormrot “Dirge” (Earache)
Dije en la entrada anterior que este fue un excelente año para el grindcore y que algunos discos quedaron fuera de la lista, pero también guardé lo mejor para el final. Hace un par de años los singapurenses de Wormrot nos pillaron a todos volando bajo y sacaron un monstruoso primer disco llamado Abuse, que hizo las olas suficientes para lograr ser firmados por Earache (el sello que de alguna forma apostó por este estilo por primera vez hace ya 25 años) y llevó la música de este trío a todo el mundo. Es por eso que quizás las expectativas para cuando salió Dirge a mediados de este año eran altas, además considerando de que otras bandas en sana competencia también estaban lanzando discos que iban a dar que hablar. Ahora, lo que me hace a Dirge un disco especial es que en el mundo grind actual muchos están buscando el peso y la brutalidad olvidando un poco que este sonido también se compone en gran parte de un elemento hardcore/punk, pero acá es ruido de raíces claras y firmes en la primera oleada de la movida. Es como si a F.E.T.O. de Napalm Death le sacaramos el bajo de Shane Embury y le subieramos los medios a las guitarras, pero…y esto super importante, 21 años después. De ninguna forma suena retro, es simplemente grindcore tocado con enfasis en el “core”. Ninguna canción acá supera la marca de los dos minutos y dos de ellas, duran cuatro o cinco segundos cada una. Aunque no hay bajista, el tratamiento de la guitarra con harto treble y chorus queda perfecto para mezclarse con los blast beats y ocasionales cambios a algo más lento como también a gravity blasts donde parece que en cualquier momento sale una baqueta disparada por tus parlantes. La voz juega como es típico entre los growls de oso y lo más japonés chillón, muy bien. Además de la brutalidad, se ve que la banda tiene sentido del humor reflejado en los inteligentes títulos de sus canciones como “Overpowered Violence”, “All Go No Emo” y mi favorito “You Suffer But Why Is It My Problem”. Quizás se hace corto, pero para solucionar eso siempre se puede apretar play de nuevo. Desde chico esa era la prueba para un buen disco.

6.- Contra Todos Mis Miedos “Cólera” (Amendment Records)
Un amigo me decía hace poco que encontraba que CTMM iba de alguna forma en retirada y que comenzaban a repetirse a si mismos. Yo discrepo, creo que acá es donde finalmente están encontrando una manera de tocar abierta y propia. Su lp XXVII del 2008 era bueno, pero como muchos debuts tenía eso de tratar de pegar todas las influencias que tenían al comienzo cuando iban por el lado de hacer temas más contemporaneos como Modern Life Is War y luego con la vuelta de tuerca sónica y estética al hardcore noventero y eso se notó también a gran escala en la escena de Santiago con casi todas las bandas de alguna forma mirando hacia atrás en las diversas ramificaciones del hardcore. Pues bien, el tiempo pasó y la banda dejó atrás los clichés de querer ser una banda de los 90s en los 2000s y comenzaron a hacer excelentes canciones también, cuatro de las cuales están contenidas en este 7″. Hay harta imaginación en la manera en que las canciones fueron pensadas, si me puede recordar a Snapcase o Threadbare, también tiene cosas que podrían haber sido hechas por bandas mucho menos musculares como Unwound o Quicksand. Cada arreglo de guitarra esta super bien pensado para calzar a la perfección con la voz monocorde pero potentisima en su lugar de Diego, la base rítmica también creció con creces luego de uno que otro cambio de integrantes y lo que antes podía sonar metalizado ahora es una banda rockeando a full y poniendose atención entre ellos. Lo único que le puede bajar puntos a este siete pulgadas, que también cuenta con un arte de tapa muy elegante desde la tapa con Chet Baker John Coltrane, los textos que acompañan a cada canción y la diagramación escogida, es el próximo que están por sacar del cual ya escuché el adelanto y nuevamente se suben ellos mismos la vara.

Quedan cinco…eh eh eh.

27.

4 May

Mis Lifetimeclones favoritos tienen un video clip nuevo.
El tema se llama 27 y viene incluído en su último lp llamado Shed, que está disponible a traves de SideOneDummy. Qué fue grabado con la ayuda de Wally GB y es un disco que no puedes dejar pasar si te gusta Lifetime, obviamente, y el sonido New Jersey 1997.
Perdón por hablar como un computador, pero voy saliendo al fútbol ahora.

Me gusta mucho que el video lo hayan grabado en VHS, eso.

Se rescatan.